Mantención y limpieza

    Sigue estos simples pasos!
  1. Usa la aspiradora para quitar la mayor cantidad de polvo del suelo y de la alfombra, aspira de abajo hacia arriba y luego de arriba hacia abajo.
  2. En un recipiente has una mezcla de agua y detergente líquido para ropa.
  3. Absorbe un poco de la mezcla con un paño limpio y humedece la mancha para limpiarla, usa el paño para limpiar la mancha tratando de no extenderla.
  4. Si la mancha no se quita, deja actuar la mezcla durante 5 minutos y luego usa un cepillo muy suave o el mismo paño para desmanchar en diferentes direcciones.
  5. Usa una toalla para absorber el exceso de agua de la parte superior e inferior de la alfombra y evitar que se ensucie.
  6. Lava las partes limpias de la alfombra solo usando agua y pasando el paño para que no quede una diferencia de color en el resto de la alfombra.
  7.  Asegúrate de quitar bien el exceso de detergente y de secar bien tu alfombra. Déjala extendida y espera que esté completamente seca para que no se formen hongos ni quede humedad.

TIP! Para lavar una alfombra de fibras naturales puedes poner debajo de la alfombra un pedazo de plástico con una toalla, luego desmanchar con ayuda de un cepillo suave o paño y una mezcla de agua jabonosa. Cuando termines de limpiar la alfombra tendrás que quitar el exceso de agua y ponerla a secar.

 

ALFOMBRAS DE FIELTRO:

La materia prima que utilizamos para nuestras alfombras de fieltro, es lana pura de primera calidad procedente de Nueva Zelanda, con la que nuestro equipo en Nepal elabora alfombras resistentes y de gran calidad. La lana repele de manera natural la suciedad y los líquidos, por lo que las alfombras de bolas de fieltro son muy fáciles de limpiar, además de ofrecer una resistencia y durabilidad sin rival.Mantener limpia tu alfombra es muy fácil, solo tienes que pasar la aspiradora y  sacudirla de vez en cuando. Las partículas de polvo que encontrarás debajo son restos de jabón del proceso de afieltrado y desaparecen rápido.

Tratamiento de manchas y líquidos

Evita mojar tu alfombra Milú, pero si esto ocurre, no te preocupes, son cosas que pasan. Usa un paño con jabón y absorbe el exceso de líquido. Es importante frotar con cuidado. Continúa hasta que la mancha desaparezca o disminuya. ¿No has conseguido eliminarla siguiendo los pasos de arriba? Acude a un servicio de limpieza profesional de alfombras. Es importante mencionar que las alfombras MILÚ son hechas de 100% lana y teñidas artesanalmente, por lo que no se deben usar productos que puedan ser dañinos al material. Si aun así la mancha no se elimina, no todo está perdido. Nuestras alfombras son reversibles, así que puedes darle la vuelta y usarla por el otro lado.

ALFOMBRAS PET

Nuestra línea de alfombras PET es hecha a partir de fibras de botellas plásticas tipo PET. Estas botellas se hilan, se tratan de cierta forma que sean un fibra suave y luego son utilizadas para hacer nuestras alfombras de forma artesanal. Son fibras recicladas, eco-amigables y duraderas. Las alfombras PET son lavables. Puedes manguerearlas, lavarlas con agua jabonosa y esponja o un cepillo suave. Luego dejarlas secar estiradas, ojala no al sol directo ya que al usar tinturas artesanales, pueden perder el color o variar los tonos originales.

ALFOMBRAS CÁÑAMO

Las alfombras Milú de 100% cáñamo, son hechas totalmente a mano a partir de fibras naturales. La técnica es de hilado de la fibra, trenzado y luego se unen trenza a trenza con nylon o hilo tapicero. Al ser fibras naturales, su color puede variar y tener diferentes tonalidades en una misma alfombra, lo que sin duda las hace únicas. Para mantener tu alfombra de cáñamo en perfecto estado te recomendamos que no la expongas a la humedad y si es con color, que no quede expuesta directamente al sol. Para limpiarla, puedes aspirarla todos los días, sacudirla y desmanchar con un poco de agua jabonosa y un paño húmedo. Te recomendamos que NO la cepilles y NO la sumerjas ya que al ser fibras 100% naturales, el exceso de agua las puede dañar.

NOTA:

Es importante mencionar que todas nuestras alfombras son hechas a mano a partir de fibras naturales o recicladas por lo que hay que tener en consideración que mantenerlas en buen estado depende  del cuidado que le des a tu Milú. Los productos hechos a mano siempre son más delicados que los productos fabricados a máquina en serie. Todas nuestras alfombras son hechas a mano por grupos de talentosos artesanos en diferentes partes del mundo, quienes trabajan con amor y dedicación para hacer que cada una de las Milú sea única.

 

 

Suscríbete