Alarga la vida de tu alfombra de cáñamo

Alarga la vida de tu alfombra de cáñamo

La fibra de cáñamo es una de las fibras vegetales más fuertes. Además de su calidad y valor natural, al preferir este material, aportas a un mundo mucho más eco-amigable.


No olvidemos mencionar que es un material antiestático y naturalmente elástico, de manera que estas alfombras se pueden ubicar en cualquier lugar de la casa sin humedad ni sol directo ya que la fibra natural se puede desteñir. Pese a que suelen ser de alto tráfico, hay que cuidarlas para mantener su calidad. Aquí te dejamos algunos tips: 


#1 Seca la humedad. Si se ha derramado un líquido, después de limpiarlo, utiliza un secador de pelo hasta eliminar la humedad del interior de las fibras.

 

#2 Aspira tu alfombra por ambas caras. Estas fibras se confeccionan con la técnica de trenzado, por lo que las partículas de polvo pueden traspasarlas.

#3 Combina el vapor del agua con un limpiador suave para eliminar manchas. Solo necesitarás agua hervida y un jabón neutro.

 #4 Confía en los expertos. Si los ingredientes caseros no fueron suficientes, lleva tu alfombra a un servicio profesional especializado en lavado de alfombras y tapices.


Dale click aquí para encontrar más ideas y crear el espacio que siempre imaginaste 

 

¿Sabías que? Todas nuestras alfombras son hechas a mano y elaboradas con fibras naturales utilizando técnicas artesanales. ¡Te invitamos a conocer nuestra colección!